top of page

Una puerta roja y una puerta azul


Esta noche he tenido un sueño, me encontraba paseando por un pequeño pueblo donde cerca de la iglesia había una fachada con dos puertas, una roja y una azul. Tras pararme enfrente de ellas unos segundos, me ha vuelto una idea que escucho cada vez más fuerte en mi cabeza y siento la necesidad de contarla.


El próximo 23 J no decidimos entre izquierdas y derechas, decidimos entre mantener y mejorar nuestras libertades dentro de una democracia o abrir una puerta a posibles dictaduras pasadas y a ideologías surgidas del odio.


Cada día, cada semana aparecen evidencias de como se están recortando derechos, como se censuran películas infantiles, obras de teatro o como se desea borrar la memoria histórica de nuestro país. Si esto ya está sucediendo en poblaciones de España y solo ha pasado mes y medio de las elecciones municipales. ¿Qué nos espera a partir del próximo 23 de julio si cruzamos la puerta azul?.


Abrir la puerta azul nos puede llevar a vivir tiempos pasados, tiempos de miedo, de censura, de violencia, de falta de libertades. Tiempos en los que entre muy pocos decidían los derechos y libertades de todos. Aunque este escenario que planteo sea solo una posibilidad, ¿por qué arriesgarnos a abrir la puerta de los truenos y más si hay que hacerlo con una llave verde?.


Hay puertas que es mejor que estén cerradas para siempre.

146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page